Las tarjetas de visita, una instantánea de tu imagen de marca

Las tarjetas de visita, una instantánea de tu imagen de marca

Sonsoles Valenzuela. Periodista y Directora de Contenidos en Agencia Kumité.

La función de las tarjetas de visita en el encuentro con el cliente.

Las tarjetas de visita o de presentación son una de las piezas que entregamos en la primera toma de contacto con nuestros clientes y colaboradores. En ella se recogen los datos principales del profesional y/ o empresa. También, son una vía de comunicación con nuestro interlocutor, porque ofrecemos al cliente un resumen y/o instantánea de quiénes somos.

La tarjeta de visita cumple una doble función comunicativa:

-Función “guinda” del encuentro. Tenemos la oportunidad de presentarnos y conversar con el cliente o colaborador sobre nuestra marca, quiénes somos y qué servicios o productos ofrecemos. Cerramos el encuentro entregando nuestra tarjeta de visita, como “guinda” a la conversación.

-Función instantánea de nuestra imagen de marca.  A veces, por cuestión de tiempos y contextos, no contamos con el espacio encuentro adecuado para presentarnos y conversar con la persona. En estos casos, ofrecemos la tarjeta de visita, que se convierte así en nuestra voz, en un resumen de nuestra imagen de marca.

Una tarjeta de visita debe estar bien pensada y elaborada

La tarjeta va a hablar por nosotros, pero no demasiado porque es una pieza pequeña. De ahí que sea fundamental que esté bien pensada y elaborada, teniendo en cuenta aspectos como la pulcritud de la información y la estética de los elementos. Porque planteada de forma correcta, también diremos de forma correcta quiénes somos. En esta ocasión, por la alegría de tener en nuestras manos las primeras tarjetas de visita de Kumité Imagen & Palabra, nuestra Agencia de Comunicación Digital en Sevilla, vamos a utilizarlas como ejemplo de estas funciones y de la necesidad de reflexionar sobre cómo es aconsejable que sean nuestras tarjetas de visita. 

Las tarjetas de visita de Kumité Imagen & Palabra

Para la creación del logo y de las tarjetas de Kumité Imagen & Palabra, hemos contado con la sabiduría de Ángel Aguilar, diseñador gráfico y creativo residente en Sevilla y uno de los colaboradores estrella en nuestra agencia.  Le contamos la idea de nuestro proyecto y aquí está el resultado, con el que estamos muy contentos porque ha sabido reflejar nuestra empresa a la perfección.

Un resumen de la propuesta de Ángel con nuestras tarjetas: “Son tarjetas visuales, en las que se ha dado importancia al color, a la presencia de la marca y al signo gráfico. Con el detalle de la foto se busca generar una impresión empática y fresca, mostrando directamente quiénes son las personas que están detrás del proyecto. En conjunto pretende decir: Somos cercanos, no nos escondemos y tenemos una actitud abierta a la hora de abordar la relación con el cliente.”

¿El diseñador gráfico ha sabido reflejar en las tarjetas quiénes somos?

Para llegar a resumir nuestro proyecto en un logo y en una tarjeta, previamente hemos tenido que expresar adecuadamente al diseñador gráfico cuál es nuestro proyecto. En nuestro caso, estas son las ideas que le trasladamos a Ángel Aguilar. Este es el ser de Kumité Imagen & Palabra: 

En Kumité Imagen y Palabra somos, además de profesionales de la Comunicación Digital, practicantes de karate. Para los karatekas, es habitual extrapolar lo aprendido en el tatami a uno o varios aspectos de nuestra vida. Igualmente, traducimos nuestras experiencias vitales a una técnica, a un encuentro, a un entendimiento físico-mental-espiritual. No es una norma, por supuesto, porque el grado de conciencia y la amplitud de la mirada dependen de las capacidades y de la disciplina del practicante, entre muchas otras variables. Pero sin dudas, cuando se entiende y aplica adecuadamente, practicar karate es a extensos niveles una fuente de oportunidades para la persona. 

En uno de estos ejercicios de extrapolación del karate a nuestra vida y de nuestra vida al karate, vibró la palabra kumité; la extrapolación al mundo marcial de nuestra metodología de trabajo y forma de entender la Comunicación Digital. Kumité, que se traduce como “entrelazar las manos”, en karate es el momento del combate: un “espacio de encuentro” en el que los adversarios, que no enemigos, ponen en juego sus técnicas para beneficiarse conjuntamente de una experiencia mayor. Lejos de la visión que lo reduce a luchas de perder y ganar, kumité es compartir, es sinergia, es espacio de encuentro

Kumité vibró porque es la forma que tenemos de entender nuestro trabajo, la relación con el cliente y nuestro propio concepto de equipo:

-Entendemos la relación con el cliente como un espacio de encuentro, marcada por el trato cercano, honesto y personalizado, al inicio y durante el desarrollo de trabajo. 

-Trabajamos el concepto de equipo como una suma de sabidurías: nadie puede saber de todo, ni lo necesita. Cuando hace dos años “entrelazamos nuestras manos” comenzamos a trabajar juntos, comprobamos que nuestras maestrías y concepto de empresa, combinaban a la perfección para ofrecer un servicio integral en Comunicación Digital a los clientes. De ahí que a Kumité le complementen dos palabras más: Imagen & Palabra, representando el campo de sabiduría de cada uno. Así, Imagen es Fidel y Palabra es Sonsoles. 

-Realizamos nuestro trabajo siguiendo una serie de valores, reflejados en el Código del Samurái Digital

¿Ha sabido nuestro diseñador estrella reflejar el ser de nuestra empresa? Sentimos y pensamos por nosotros mismos y por los comentarios que nos trasladan los clientes, que sí.  Gracias, Ángel, por darle la guinda a nuestra agencia. 

 

 

 

By | 2017-02-21T18:58:49+00:00 febrero 21st, 2017|Palabra|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies